El Jazz: habitante perpetuo de la inmensa casa de la poesía

El lanzamiento de esta antología de poemas al Jazz, realizada por Federico Díaz-Granados, se hará el próximo viernes en el marco del 10º Festival de Jazz y Músicas del Mundo 2008. Es editada por la Fundación Orlando Sierra Hernández. Nombrar las cosas.

Federico Díaz-Granados* - Papel Salmón

El jazz nace de la poesía, de esa materia prima que le imprime una voz, un acento personal y le da un pulso particular al arte de siempre. Sus grandes temas han sido siempre los mismos: la nostalgia, el tiempo, el amor, la vida y la muerte. La poesía surge de la certeza humana y su piel se ha formado de ausencias y presencias, de vacíos y plenitudes, de asombros y milagros. De esos grandes temas nace también el Jazz con sus acordes y sus signos.

---

A la llegada de tantos inmigrantes y con el comercio de esclavos traídos del África al sur de los Estados Unidos se sumó otro mestizaje cultural: la música. Y de la melancolía de los inmigrantes, la soledad sonora del negro que llevaba consigo toda esa música milenaria de su continente y el milagro del trópico nace el Jazz de donde más adelante se van a desprender tantas expresiones musicales y artísticas de la modernidad.

---

El Jazz es a la música lo que la metáfora y la imagen a la poesía. Es el componente móvil que permite que el arte de hoy tenga un lenguaje nítido a la estatura de su tiempo y de su época y de la creación.

---

De ahí que sean muchos los poetas atravesados por Jazz y quienes han plasmado y traducido en la palabra escrita su testimonio de amor y devoción por muchos de los saxofonistas, trompetistas, pianistas y cantantes que han narrado desde la tristeza la verdad del mundo que nos correspondió vivir. Por eso esta muestra no pretende ser más que ese cruce de caminos entre el Jazz y la Poesía y no busca ser una rigurosa ni completa antología sino un compendio de afectos, cercanías y vecindades de 38 poetas de diferentes generaciones, latitudes y lenguas hacia el Jazz. Y nada más pertinente para nombrar esta muestra de poetas que unos versos de San Juan de la Cruz, el primer poeta moderno de nuestra lengua española, que además nos vuelven a visitar, esta vez de la mano del poeta chileno Oscar Hahn es su poema “San Juan de la Cruz escucha a Miles Davis”:

---

"La noche sosegada,

en par de los levantes de la aurora,

la música callada,

la soledad sonora,

la cena, que recrea y enamora."

---

Así la experiencia vital, la experiencia del tiempo, el mirar el mundo desde unos ojos empañados vuelven a ser verdades de a pulso gracias al visor indeleble de la poesía. Otra vez la eterna y misteriosa poesía le da cohesión a esta modernidad caótica, a esta vorágine de la vida urbana y virtual. Si esa multitud de objetos siguen pasando frente a nuestros ojos y nos siguen perturbando el Jazz y la poesía nos permiten encontrar nuevamente el refugio en esos silencios en los que se abandonan nuestras palabras equivocadas o verdaderas.

---

El escritor Alessandro Barico, no hace mucho, nos dejó su testimonio poético en aquella breve epopeya de nuestro tiempo Novecento que Guisseppe Tornatore llevó magistralmente al cine con banda sonora del legendario Ennio Morricone bajo el título La Leyenda de Novecento : Allí en el nacimiento del siglo XX el Jazz es el gran fenómeno fundacional de un tiempo que llegaba cargado de malos presagios y terribles augurios. Hablar de Cortázar y del protagonismo del Jazz en Rayuela o en El perseguidor resulta ya un lugar común lo mismo que mencionar la influencia de todo el blues en los poetas beatniks y en la vanguardia europea.

---

El Jazz es uno de los hechos culturales más importantes del nuevo mundo y son sus atmósferas las que nos revelan una geografía común a la inmensa patria latinoamericana. Macondo y Comala podrían tener las mismas coordenadas del Condado de Yoknapatawha y sus mitos y arquetipos desembocarían en historias de viejas familias, guerras civiles y realidades mágicas traducidas en una lenguaje de crudo naturalismo. Por el Mississipi entraron familias, instrumentos musicales, y baúles cargados de nostalgias y desarraigos. Igual ocurrió por el Magdalena donde esos inmigrantes trajeron el acordeón y cierto aire de cosmopolitismo.

---

El Sur de los Estados Unidos es la matriz del Caribe, nos recordaba Gabriel García Márquez, y quizás por eso es que de la mano de la poesía conocimos a esos dos amigos que nos legaron su testimonio de lealtad llamados Tom Sawyer y Hucklberry Finn. New Orleans se parece a Barranquilla tal como nos lo recuerda Carlos Vives en sus “Décimas”, Santo Domingo y La Habana podrían ser un barrio de Cartagena de Indias; la Península de Yucatán podría ser una calle de Venezuela; Kingston una playa de Santa Marta y los Cayos de la Florida un lugar de recreo en Panamá. Todo ese imaginario alrededor de nuestro Caribe no es otra cosa que la inmensa geografía interior de la soledad de tantos y tantos inmigrantes, del dolor de tantos esclavos que nos trajeron al nuevo mundo la música y la poesía. Así nuestros poetas podrían ser Louis Armstrong, Charlie Parker, Ella Fitzgerald, Thelonius Monk o Scott Joplin. O Juan Rulfo, Derek Walcott o Aime Cesaire. Ese es nuestro linaje y el Jazz y la poesía han iluminado siempre con la verdadera luz del mundo el esplendor de todas las pérdidas, mudanzas y nostalgias.

---

Quizás muchos poetas no podríamos entender el Jazz sino fuera por el motor de la poesía o a lo mejor no entenderíamos la poesía de hoy sino fuera por el Jazz. Ambos son posibles gracias al delicado andamiaje que presta siempre de manera pertinente la belleza, y el milagro de nombrar todas las cosas desde la voz y el sonoro corazón de los hombres.

*Escritor, periodista, poeta.

********************************************
Juan Carlos Bayona (Colombia, 1958)

HOMENAJE A THELONIUS MONK

A pesar del evidente mediodía

Con los primeros acordes

El mundo comienza su ascenso hacia la noche

Nadie se explica muy bien este fenómeno

Lo cierto es que anochece

Lentamente

Las escalas que inventa de la nada

Sus notas de cristal invisible

Traen de vuelta a estrellas apagadas hace milenios

A frutos de cosmos olvidados

---

Y quedamos dichosos

En la radiante claridad del blanco y negro.

--------------------------------

María Antonieta Flores (Venezuela, 1960)

BLUE DEVIL

en el atlántico

---

entreabiertos los labios

---

el cuerpo

sonoro como bronce

---

te tiene apartada

densa y obscura

---

un rayo ilumina tu heartache

índigo azul muy azul

---

tu sonrisa es una mueca